Cuáles son las deducciones fiscales aplicables al IRPF

Todos hemos oído hablar de deducciones fiscales e incluso hemos intentado beneficiarnos en la declaración correspondiente a cada año fiscal pero, ¿en qué consiste? Se trata de realizar un nuevo cálculo aplicado al resultado final de las operaciones con sus reducciones. Por ello, si conocemos las deducciones fiscales aplicables al año en cuestión, podremos realizar una planificación adecuada que nos permita desgravar impuestos y conseguir una declaración de la renta favorable o menos desfavorable de lo que estamos acostumbrados. Estas deducciones aparecen publicadas en la página web oficial de la Agencia Tributaria o en revistas especializadas de economía, de forma que podemos conocer los cambios con suficiente antelación para organizar nuestra estrategia.

Las deducciones principales derivan de la adquisición de vivienda habitual, de gastos de reforma, alquileres, donativos, aportaciones a planes de pensiones,…

Entre ellas, son bastante conocidas también las relacionadas con los convenios de doble imposición, la maternidad o paternidad, las ayudas a los creadores de nuevas empresas, aportaciones culturales o donativos. En el caso de nuevas empresas, las deducciones se han realizado sobre todo en las áreas tecnológicas y científicas debido a su aportación al desarrollo de la nación. Son también objeto de deducciones las aportaciones destinadas a personas con escasos recursos y dedicados a conseguir la igualdad. Otras deducciones fiscales están relacionadas con las aportaciones para el sostenimiento de bienes de interés cultural o monumentos.

Debido a que las diferencias entre comunidades autonómicas son importantes, es necesario conocer la información de parte de cada gobierno autonómico, especialmente en el caso del País Vasco por sus diferencias con el resto de España.

 

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Finanzas personales
Ultima modificación: 01/14/2013