Qué ventajas tiene un depósito bancario

Cuando un pequeño ahorrador tiene que valorar la forma de conservar y rentabilizar su dinero, las opciones que se presentan pueden llegar a resultar desconcertantes por la terminología técnica. Sin embargo, hay opciones sencillas que mantienen una rentabilidad apropiada sin asumir demasiados riesgos, como pueden ser los depósitos bancarios.

En general, este tipo de productos ofrece una mayor rentabilidad que tener los ahorros en una cuenta bancaria. Del mismo modo, están garantizados por el Fondo de Garantía de Depósitos, de forma que es el Estado Español quien asegura que en caso de bancarrota el ahorrador recuperará su capital hasta un total de cien mil euros, por lo que si sabemos establecer una adecuada distribución de los ahorros, estarán perfectamente protegidos frente a cualquier eventualidad. Esta seguridad es sin duda uno de los mayores atractivos de esta propuesta frente a otras donde se corre un auténtico riesgo y donde el retorno de los beneficios no está asegurado.

Otras de sus ventajas son la facilidad con que se pueden establecer, pues los trámites indispensables son mínimos en comparación con otros productos o modalidades de inversión; o la posibilidad de establecer una cancelación anticipada sin que las penalizaciones sean demasiado elevadas.

Por otra parte, es un producto que no obliga a vincularnos con la entidad más que lo necesario, frente a otros productos con un elevado grado de vinculación (tarjetas, seguros, pólizas, etc.).

Finalmente, la gran oferta de estos productos ha generado una competencia que beneficia al inversor, que puede recurrir a comparadores en internet para decidir cuál de todos ellos es el que mejor se adapta a sus necesidades y conveniencia.

 

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Finanzas personales
Ultima modificación: 01/14/2013