Banca online: ventajas e inconvenientes

Muchos usuarios han descubierto ya las ventajas de realizar sus operaciones bancarias y transacciones a través de las diferentes plataformas de banca online. La comodidad y la posibilidad de disponer de la información a tiempo real han impulsado el despegue en el uso de estos servicios, impensables a inicios del año 2000.

Sin embargo, hay un gran número de personas reticentes a utilizar estos servicios debido al sentimiento de inseguridad y a la deshumanización de las relaciones con sus ahorros y capitales, principalmente por la ausencia de sucursales físicas de algunos operadores de banca online. Esta inseguridad queda despejada por la aplicación progresiva de mejoras en los controles de acceso y en las medidas anti fraude y contra el robo de datos. Si evitamos el uso de nuestras claves en lugares de acceso público podemos estar seguros de que será sumamente difícil acceder a nuestros datos.

Obviamente, si utilizamos de forma habitual o frecuente los entornos de internet, estamos más que convencidos de las ventajas de realizar nuestras operaciones en la red. Principalmente, es el ahorro de tiempo y el hecho de evitarnos desplazamientos innecesarios lo que motiva que seamos cada vez más conscientes de la necesidad de este servicio. Además, tenemos pleno control sobre el servicio en cualquier momento, sin limitaciones de horario y con total transparencia debido a la obligación de que publiquen las condiciones.

Para los operadores de banca en internet, esta política supone enormes ahorros en personal y oficinas físicas, costes que se reinvierten en la consecución de sustanciales mejoras y ofertas en los productos bancarios, con mayor rentabilidad respecto a la banca tradicional. Por una parte, el diferencial de los préstamos hipotecarios sueles ser más bajo, aunque la situación actual está reduciendo las diferencias, muy significativas al inicio de su andadura. Por otro lado, debido a que no cobran comisiones de administración ni de mantenimientos en productos habituales como las cuentas corrientes y transacciones hasta un valor de 50000, resultan muy atractivas ante los ojos de nuevos clientes.

 

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Finanzas personales
Ultima modificación: 12/21/2012