Cómo explicarle a mis hijos qué es una custodia compartida

Si cuando una pareja decide dejar la relación los sentimientos afloran y se convierte en una tormenta de emociones, el hecho de que existan hijos frutos de esa unión puede llegar a complicar mucho más las cosas. El proceso para explicar la decisión debe afrontarse con mucha delicadeza, haciendo entender a los niños que aunque sus padres no vuelvan a estar juntos, el amor que les une a ellos sigue siendo el mismo.Nunca debemos informar a los hijos de la decisión antes de que estemos plenamente convencidos de la ruptura, para evitar sufrimientos innecesarios.

La mejor forma de presentar la decisión adoptada es hacerlo de forma conjunta, como el resultado de un consenso, aunque no sea así. No conviene demostrar ante nuestros hijos los conflictos ni las razones si queremos evitarles sufrimientos. En caso de no poder hacerlo juntos, utilizaremos el mismo mensaje, primero uno y luego otro, mostrando serenidad y respeto hacia el otro progenitor. Las reacciones de rabia o llanto en los niños suelen ser las más habituales.

Para evitar inestabilidad emocional al menor, no es necesario que profundicemos en los motivos de la ruptura, pues no conseguiremos más que una mayor carga emocional y presión sobre uno de los miembros de la familia. Es mejor que no demos lugar a que fantaseen, pues no hay buenos ni malos por el bien de nuestros hijos.

En este sentido, es fundamental que seamos capaces de transmitirles elementos de seguridad, que les anclen a su universo conocido. Ante todo, que es una decisión firme y que se ha meditado mucho, que no es responsabilidad suya y que van a estar tiempo con su padre y con su madre. Hay que aclararles desde el principio con quién van a vivir y de qué forma se establece el régimen de visitas. En lugar de vivir juntos vivirán en la casa de mamá y en la casa de papá.

 

 

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Legal
Ultima modificación: 02/12/2013