Cómo hacer un anuncio de contrapublicidad

En España está prohibido hacer campañas de publicidad que ataquen abiertamente a otro producto citando su nombre o lo que es lo mismo, está prohibido hacer contrapublicidad. Sin embargo muchas empresas para saltarse esa prohibición introducen elementos que claramente identifican su producto con el de la competencia y ensalzan sus aspectos positivos.

Claros ejemplos son los que utilizaba la marca zumos Don Simon para sacar fuera del mercado a sus competidores como Granini o Fairy con su campaña contra Mistol. De esta forma y siguiendo los mismos ejemplos para hacer un anuncio de contrapublicidad debes destacar los puntos fuertes de tu marca o de tu producto para hacer hincapié en ese aspecto y que el usuario final se decante por tu producto antes que el de la competencia.

Es muy importante que el producto de la competencia aparezca de forma sutil pero debe entenderse que es ese producto. Por ejemplo te puedes servir de la forma del envase, de los colores de la competencia, es decir, puedes jugar con los elementos visuales ya que tienden a usar aquello a lo que están acostumbrados sin cuestionarse si es bueno o malo. También puedes jugar con las palabras para lograr un punto humorístico que ridiculice la marca contraria o haga un efecto en el consumidor de forma que cada vez que vea ese producto se acuerde del suyo. De esta forma, el consumidor se decantará siempre por su producto antes que el de la competencia.

Pero recuerde que la contrapublicidad puede darse en ambos sentidos por lo que si no le gustaría recibir críticas no debería meterse en camisas de once varas.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Marketing
Ultima modificación: 03/06/2013