Cuáles son los permisos laborales retribuidos

Una de las principales obligaciones de un trabajador es conocer a la perfección sus derechos. Dependiendo del gremio o sector donde desempeñes tu actividad profesional, es probable que exista un convenio colectivo donde queden recogidos los derechos y la forma de regular las relaciones con la empresa. Este dato es muy importante debido a que existen situaciones en la vida reconocidas en estos acuerdos y que nos permiten solicitar una serie de días libres para afrontarlas de la mejor manera. Evidentemente, debido a la crisis, la empresa prefiere que gastemos nuestros días de vacaciones antes que tener que concedernos de forma gratuita estos permisos, pero para eso debemos informarnos y solicitar la aplicación de nuestros derechos en el momento oportuno.

El repertorio de permisos laborales depende, como hemos anunciado en líneas precedentes, del convenio al que estemos suscritos, pero hay algunos de aplicación universal.

En caso de matrimonio, puedes ausentarte del puesto de trabajo quince días naturales que empiezan a contar desde el día de la boda. Es probable que debas acreditarlo ante la empresa con el acta de matrimonio si nos has invitado al jefe… En algunos convenios se equipara la unión de parejas de hecho con el matrimonio, así que infórmate en caso de que tengas previsto realizar este tipo de enlace.

En el caso de haber sido padre, te corresponden dos días naturales desde el nacimiento del bebé, aunque si debes desplazarte más de 150 km desde el lugar de trabajo para asistir al parto, te corresponden cuatro días naturales. Debe acreditarse con el certificado de nacimiento o el libro de familia.

Si debes acudir a los exámenes médicos durante el período de gestación, puedes solicitar salir del trabajo con el tiempo adecuado para realizarte la prueba y retornar al mismo una vez acabada la consulta si la jornada laboral aún no ha terminado.

También tenemos derecho a un permiso de dos días naturales en caso de enfermedad grave o fallecimiento de un familiar directo de hasta segundo grado, que se incrementan a cuatro si debemos desplazarnos más de 150 km.

Para realizar una mudanza tienes un día de permiso, aunque debes acreditar el cambio de residencia con el empadronamiento en tu nuevo domicilio.

Otros permisos por horas pueden ser los que se conceden para acudir a exámenes oficiales, a declarar en un juicio o para participar en reuniones sindicales.

 

 

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Profesiones
Ultima modificación: 02/12/2013