Ideas para organizar una fiesta de jubilación en el trabajo

Jubilarse es una alegría digna de celebración. Por fin llega el tiempo de descansar tras una larga vida laboral. Si quieres darle una fiesta de despedida en el trabajo a un compañero que se jubila, aquí tienes algunas ideas.

La tarea de llevar la comida y la bebida al trabajo se puede organizar de varios modos. Aunque cada uno podría simplemente llevar lo que quisiera, es difícil ponerse de acuerdo, por lo que suele ser más conveniente hacer una colecta y que una o varias personas se encarguen de la compra. Sin embargo hay otras soluciones como pedir comida por teléfono o encargar un catering.

Suele hacérsele un regalo al homenajeado. Si disponéis de una gran cantidad de dinero, una escapada a un balneario podría ser una buena idea. Pero hay otras posibilidades que, sin costar mucho dinero, le harán emocionarse.

Un bonito detalle es una placa grabada que reconozca su carrera. Otra opción es preparar una presentación con fotos o un vídeo sobre la vida laboral y personal del jubilado. Recopilad fotos entre los compañeros y si disponéis de una pantalla grande para proyectar vuestra presentación será todo un éxito. Añadid comentarios a las fotos o escribid una carta emotivo para que alguien la lea en voz alta mientras proyectáis la presentación.

También podéis regalarle una foto de todo el personal de la oficina enmarcada, un ramo de flores o una libreta con firmas y dedicatorias de todos sus compañeros. Lo importante no es tanto el regalo en sí sino en convertir la fiesta en un momento emotivo y memorable para el compañero que se jubila.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Profesiones
Ultima modificación: 07/12/2012