Excusas para escaparse del trabajo

Si en el trabajo quieres escaquearte de alguna tarea, finje estar ocupado en tareas más importantes y urgentes. Excusarse en esa situación es sencillo. Pero cuando lo que quieres es escaparte del trabajo, salir antes de la oficina, la cuestión es más complicada.

Excusas para escaparse del trabajo, ¡una ocasión para ser creativos!

Tener cargas familiares facilita la posibilidad de inventar una excusa para salir de la oficina. Puedes decir que tu hijo se ha puesto enfermo. Si no tienes hijos, puedes poner como excusa otros familiares directos como tu pareja o tus padres.

Finje que te encuentras mal, di que te duele el estómago o que tienes una jaqueca terrible. Enciérrate un rato en el baño y cuando salgas di que tienes diarrea. De hecho, si son muchas tus ganas de irte del trabajo, quizás ni siquiera tengas que fingir. Empieza a pensar en lo mal que te sientes, a algunas personas le resulta fácil autosugestionarse y consiguen sentirse realmente mal. Si eres de los que ponen excusas constantemente, sospecharán sobre si es verdad o no. Pero si no lo sueles hacer, no tendrán motivos para no creerte.

Puedes decir que un familiar a muerto o, si eso ya lo has usado, que se conmemorará la muerte con una misa de difuntos.

También puedes poner como excusa una prueba médica de algún familiar, como una endoscopia de tu madre. No eres tú el que va a someterse a la prueba, pero ella necesitará a alguien que le acompañe porque necesitará anestesia.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Profesiones
Ultima modificación: 07/12/2012