Como renunciar a un trabajo dejando una buena imagen

En ocasiones, porque queremos dar un giro a nuestra vida o simplemente porque encontramos una oportunidad laboral mejor, deseamos renunciar a nuestro trabajo. Sin embargo, sobre todo si hemos sido bien tratados y valorados en nuestra empresa actual, no queremos dejar una mala imagen por si volviéramos a necesitar trabajar para la misma organización. ¿Cómo renunciar a un trabajo dejando una buena imagen?

Cuando has madurado la idea de dejar tu trabajo, lo primero que tienes que hacer es informar a tu jefe. Es importante para dejar una buena impresión, avisar de tu deseo de irte con al menos quince días de antelación. Así tus jefes tendrán el tiempo suficiente para encontrar un sustituto para cubrir tu puesto.

Prepara tu carta de despido. No tienes que indicar tus razones para irte sino simplemente manifestar tu deseo de marcharte y la fecha en la que quieres hacerlo. Se cordial y no olvides datar y firmar la carta.

Si puedes darle la noticia a tu jefe personalmente será mucho mejor que avisarle por teléfono o por correo electrónico, y sobre todo no dejes que se entere por otros empleados de que estás pensando en irte de la empresa. Así que mantén tus planes en secreto hasta que se lo comuniques a tu superior.

Puede que tu jefe intente negociar que te quedes. Durante la charla, se claro y directo pero correcto y educado. La clave está en ser diplomático.

Tras la charla, entrégale a tu jefe la carta que escribiste. Despídete con una actitud positiva, dale la mano, sonríe y dale las gracias a tu jefe “por todo”.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Profesiones
Ultima modificación: 07/12/2012