Cómo ser una buena esposa

Lamentablemente, no existe una receta para ser una buena esposa. Los tiempos han cambiado y ya no se espera de las esposas lo que se esperaba de ellas cincuenta años atrás. En estos tiempos que corren, las relaciones de pareja son cada vez más equitativas y los roles se encuentran mejor distribuidos.

Hace cincuenta años, este mismo artículo podía recomendar a toda mujer que quisiera ser una buena esposa que nunca olvidara tener la cena preparada cuando su marido volviera del trabajo, que su ropa siempre estuviera limpia y bien planchada, y que sus hijos nunca llegaran tarde al colegio. Afortunadamente, hoy este tipo de preocupaciones no hacen a una buena esposa. En caso de que tu marido intente plantear como requisitos estrictos el cumplir solemnemente con estas y otras tareas del hogar, pídele que mire el calendario y vea cuantos años pasaron desde el fin de la era de las cavernas.

Una buena esposa es sencillamente una buena compañera. Dos personas que eligen compartir su vida cotidiana han tomado una decisión trascendente y asumido un compromiso, en la mayoría de los casos movilizados por la certeza de que tener a su lado a esa persona los hace sentir bien, y que los proyectos en común tienen un sustento hondo en los sentimientos de cada uno, por lo tanto distribuir los deberes y responsabilidades de cada uno forma parte de ese acuerdo que han hecho.

Acompañarse en este laberinto que es la vida tiene que ver con apoyarse el uno en el otro, en confiar con los ojos cerrados en que el otro querrá siempre lo mejor para los dos. Si un día sientes deseos de cocinar algo diferente para salir de la rutina, atrévete y pon manos a la obra. SI caminando por la calle ves en una tienda algo que puede agradar a tu marido, hazlo, sorpréndelo. Para su cumpleaños, regálense una aventura romántica a la playa. Compartir un buen momento juntos y a solas es reconfortante.

Pero en definitiva, para ser una buena esposa, se necesita también contar con un buen marido. No olvides que las relaciones se hacen entre dos personas y son ambos responsables de que el tiempo juntos sea valioso. Una buena esposa y un buen marido se demuestran amor de todas las formas posibles, ¡no pierdas la oportunidad de demostrarle a tu pareja que lo amas!

 

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Vida social
Ultima modificación: 08/05/2012