Consejos para tener una buena salud

Lo dice el refrán: más vale prevenir que tener que lamentar. Y, aunque no todas las enfermedades se evitan con medidas preventivas, ciertas normas de vida sí ayudan a conservar la salud ya impedir que un mal menor se convierta en otro mayor.

  1. Evite el exceso de fatiga. La fatiga es una señal que envía el organismo cuando el exceso de trabajo o de preocupaciones comienza a afectarlo. Cuando sienta los primeros síntomas de fatiga física o mental, trate de tomarse un descanso, aunque sea de unos minutos, para que el organismo se reponga.
  2. Aliméntese correctamente. Sirva las comidas a intervalos regulares, y nunca coma en exceso. Seleccione alimentos que llenen sus necesidades nutritivas y, si se siente muy cansada o deprimida, tómese un descanso antes de comer.
  3. Vístase del modo apropiado. Mediante la ropa se puede realzar la figura y ocultar los defectos, cierto, pero nunca olvide su función principal desde el punto de vista de la salud: proteger al cuerpo de las temperaturas extremas y la intemperie.
  4. “Acondicione” su casa. Limpieza, comodidad, luz adecuada, buena ventilación y suficiente calor durante el invierno en los climas fríos son detalles importantes desde el punto de vista de la salud… ¡Cuide de que su casa los posea!
  5. Evite accidentes caseros. Al menos en lo posible. Cumpla las reglas de seguridad en su casa para que las probabilidades de sufrirlos se reduzcan al mínimo.
  6. Aprenda lo que debe hacer en cada momento. Tome cursos de primeros auxilios, de nutrición, de prevención de accidentes caseros, etc., y mantenga siempre el botiquín bien provisto. De este modo estará preparada no sólo para cuidar bien de su hogar y de su familia, sino también para hacerse cargo de cualquier emergencia si ésta llegara a presentarse.
  7. Haga más fácil la labor del médico. Haga más fácil la labor del médico. Sométase a exámenes médicos regulares, aunque se sienta bien, especialmente a partir de los 40 años. Vaya al oculista al menos una vez al año, y al dentista al menos cada seis meses. Siga siempre las indicaciones del médico.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Salud
Ultima modificación: 10/01/2012