Cómo dar el pésame a un profesional conocido

Puede enviarse una corona floral o un ramo de flores junto con una tarjeta de visita, en ésta estará indicado el nombre de la familia o del compañero que lo está enviando y será dirigida a la casa de velación o a la funeraria donde se lleve a cabo este evento.

Un ejemplo del texto incluido en la tarjeta es:

Roberto Almada y señora:

Acepte nuestro más sentido pésame y hacemos votos para encontrar la fortaleza que ayude a soportar esta dolorosa pérdida.

Otro ejemplo de un mensaje más formal y que podría servir en el caso de no poder asistir a la velación es: 

Conmovidos por la pena que les abruma, le rogamos acepte nuestro afecto en estos momentos tan difíciles.

Roberto y Reina Almada.

Si se trata de una persona importante se puede hacer uso de los de los periódicos para hacer patente el pésame mediante un obituario.

Si el profesional que ha fallecido es de una familia católica, ésta decide recibir las condolencias después de la ceremonia. Se colocan en fila ya sea en la Iglesia o en la Sacristía y al principio de la fila se sitúa el varón con la mujer más cercana al féretro del difunto. El pésame se dará con un abrazo si la relación es estrecha con los deudos y un saludo muy rápido diciendo alguna frase de condolencia como, “acepta mi más sentido pésame”. También se acostumbra tener un libro donde se escriben los nombres, las firmas y algún pensamiento que los amigos de la familia quieran hacer llegar a los deudos y para conservar un testimonio de la participación en el dolor que puede albergar la familia.

 

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Amistad
Ultima modificación: 07/30/2012