Cómo tener una conversación productiva en una primera cita

Cuando nos involucramos en una cita por lo general nos preocupamos por muchas cosas. Cómo lucimos, cuál debe ser nuestro mejor comportamiento, si parecemos nerviosos, si nuestro aliento huele bien, si tu sonrisa será la mejor, etc. Quizás pasamos demasiado tiempo preocupándonos por este tipo de cosas que olvidamos disfrutar de nuestra cita. La cita termina y nos damos cuenta que no sabemos en realidad con quién estuvimos, tan solo qué tal nos comportamos. Por ello lo más importante es entablar una conversación interesante y amena, es el único factor que influye en que haya una segunda cita, o muchas más.

Cuando salgas a una primera cita, relájate, compórtate de la manera más tranquila posible. Disfruta el momento con tu compañero. Es lo que siempre se dice pero funciona. No hay una mejor impresión que dejar en tu pareja que el signo de una buena autoestima y confianza en sí mismo, no sólo es agradable sino cautivador.

Ten en cuenta hacer preguntas, preguntas casuales, las que le harías a un amigo, a un compañero. Pregunta respecto al lugar donde nació, de la escuela donde estudia o el lugar donde trabaja, de sus gustos por el deporte, las películas, los animales, etc. No hagas tantas preguntas que parezca más un interrogatorio que una cita, ni hables muy rápido o sólo hables de ti. Aprende a moderar las preguntas y respuestas tratando de llevar un hilo en la conversación.

Toma en cuenta que la primera cita es decisiva, no hables de temas que puedan crear un distanciamiento. Evita temas polémicos o incómodos.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Conquista
Ultima modificación: 07/31/2012