Cómo lidiar con personas dominantes

Si eres un a persona detallista, relacionarte con una persona dominante pude resultar muy frustrante. Ellos pueden volverse impacientes ante las preguntas y percibirte como incompetente por realizarlas. Este tipo de personas no comprenden por qué no puedes tomar decisiones más rápidamente para cambiar la dirección de tus acciones.

Para este caso, mantén tus preguntas al mínimo, sé directa al preguntar y no titubees. Tampoco percibas al dominante como incompetente ya que sus fortalezas de ambos residen en lugares diferentes.

Si eres una persona desinhibida también puede ser frustrante lidiar con personas dominantes. Ellos pueden percibirte como una persona frívola y no te tomarán en serio. Tú los puedes percibir como groseros y sin sentimientos.

En este caso, puntualiza el valor que puedes agregar a un equipo o una relación, controla tu personalidad al estar con esa persona y ten en cuenta la necesidad que tienen esas personas de poner manos a la obra. Intenta escuchar más de la mitad de lo que hablas; no es fácil para alguien extrovertido pero vale la pena hacer el esfuerzo.

Si eres una persona silenciosa y tranquila, pasar unos instantes con una persona dominante puede hacer sentir que has vivido una catástrofe. Pueden percibirte como débil e ineficiente, puedes hasta sentirte atacado personalmente por su actitud.

No trates de evitar el contacto con ellos, es mejor el planear qué decir y cómo decirlo cuando tengas la oportunidad, principalmente si tienes una idea o pensamiento importante. Debes saber que tú eres quien le da poder a la persona dominante. Diles qué necesitas de ellos para que ambos tengan éxito. Y recuerda, no tomes nada a un nivel personal.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Personal
Ultima modificación: 07/30/2012