Cómo lograr ayudar a un hijo que ha sido rechazado por su padre

Ser rechazado por un padre es una circunstancia dolorosa y difícil en la vida de cualquier persona. No obstante se ha probado que no es indispensable la figura física paterna mientras la madre cumpla ese rol, o viceversa.

Si tu hijo es pequeño debes explicarle bien que la causa de que su padre no esté con él o se haya molestado con él no es su culpa. Los niños pequeños suelen pensar que todo lo malo que les sucede o les que les causa dolor y no pueden explicarlo es su culpa. Si su papá les grita atribuyen el hecho a su propia culpa; se debe hacerles entender que los menos culpable son ellos mismo.

Debes ser cuidadosa con las palabras que uses frente a él. Si él te pregunta por qué esta sucediéndole esto, no le respondas que es debido a que su papá es un idiota o algo por el estilo. Simplemente causará más confusión en él. Y debes aprender a entender sus inquietudes y preguntas. Generalmente los niños no buscan una respuesta sino expresar una inquietud mediante una pregunta. Si el niño pregunta, ¿mi papá cree que soy malo? Quizás él piense en realidad que es malo por alguna de sus acciones pasadas, quizás por haber dejado la comida en el plato. Atiende esa inquietud y no te enfoques únicamente a la pregunta concreta.

Alienta a tu hijo a expresar pensamientos y creencias libremente y no sólo sus sentimientos. Se sabe que los sentimientos no pueden reprimirse mientras que los pensamientos sí. Así que expresar un sentimiento puede liberar tensión pero seguirá ocultando sus pensamientos que son los que le causarán un daño después. Y si el niño es muy pequeño y no puede elaborar ideas muy amplias puedes dejarlo expresarse con dibujos y juegos donde atentamente lo observes tratando de interpretar el significado de estas expresiones gráficas o corporales.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Personal
Ultima modificación: 07/30/2012