Consejos para hacer que nuestro hijo disfrute del colegio

La razón principal por la que los niños no disfrutan el colegio es porque les parece aburrido y este problema se debe solucionar desde el primer día de clases, ya que éste será el lugar al que deban asistir muchos años de su vida. Comunicarse con el niño para saber cuál es la razón por la que les parece desagradable es esencial.

Es natural para el ser humano que le resulte interesante aprender cosas nuevas, ya que es curioso por naturaleza, por lo tanto cuesta trabajo entender por qué ello les parece aburrido a los niños, si en el colegio se aprenden cosas nuevas cada día. El problema básico por el que no quieren asistir es cuando la dificultad y la cantidad de información superan las capacidades del niño y los desalienta para encontrar soluciones. Cuando el aprendizaje es recompensado, el ansia por aprender y la curiosidad crece en la mente del niño. Contrario a esto, cuando es reprendido por no entender alguna materia, difícilmente el asistir al colegio se convertirá en algo que llegue a disfrutar.

Por otra parte, la compañía es importante. Si el niño se encuentra con amigos dentro del salón de clases no tendrá problemas con querer asistir diariamente, pero si tiene problemas para adaptarse, preferirá siempre el refugio de su hogar.

Para solucionar estos problemas deben cooperar profesores y padres de familia, abandonando actitudes punitivas y autoritarias, y adoptando algún tipo de refuerzo positivo que fortalezca la confianza y seguridad del niño. Además de esto es importante demostrar real interés en el trabajo que realiza dentro del colegio, recompensando los nuevos conocimientos adquiridos y evitando por completo los castigos.

 

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Ser Padres
Ultima modificación: 03/04/2013