El síndrome del hijo del medio

Suelen catalogarse a los hijos del medio como aquellos que son los más retraídos y conflictivos del grupo, pues se encuentran en una situación en la que no son tan responsables como los hermanos mayores y tampoco son tan consentidos como lo son los hermanos menores, no sabiendo qué hacer para lograr el amor de sus padres.

Para este efecto suelen recurrir a la rebeldía y la soledad como una forma indirecta de decirle a los padres que necesitan de ellos. Lamentablemente estas señales suelen ser mal interpretadas por la familia.

De modo a evitar esto se debe prestar atención a los roles que inconscientemente cada integrante de la familia toma y con respecto a esto fijarse qué tipo de crianza se le está dando a los niños y si existen diferencias sólo porque uno nació primero que el otro, lo cual ayudará a identificar y corregir a tiempo éstos rasgos que los mismo padres tal vez estén incentivando sin haberlo notado desde un inicio.

Durante el crecimiento de cada uno de ellos es muy importante llegar a conocer la personalidad y el carácter natural de cada uno, respetando la individualidad, dándoles apertura suficiente como para que se desarrollen lejos de expectativas que puedan traer esos roles familiares que inconscientemente puedan estar obstaculizando la dinámica saludable de la interacción familiar. Esto incentivará a que puedan ser ellos mismos, evitando así que se alejen de la familia.

Es primordial ante todo, brindar amor, cariño, atención y respeto a cada uno de los niños por igual, aceptándolos como son y guiándolos de la mejor manera posible en el camino de la vida.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Ser Padres
Ultima modificación: 04/22/2013