Los efectos a corto plazo de las películas de miedo en los niños

La mayoría de los niños tienen dificultad en distinguir entre la realidad y la fantasía, por este motivo es necesario que los padres regulen o eviten que sus niños puedan ver películas o series de terror en la televisión.

Las películas de terror dejan un efecto a corto plazo sobre los niños debido a las escenas de violencia. Es típico que aparezcan las pesadillas después de ver estas películas, ya que facilitan los malos sueños. La pesadillas reflejan la historia en un sueño horrible, y los protagonistas típicos de las películas como son los fantasmas, monstruos y alienígenas, aparecen en el sueño del niño.

Otro problema que generan las películas de terror es la dificultad que tiene el niño en conciliar el sueño. Además genera en los niños sentimientos de ansiedad y temor, debido a que los niños pequeños tienen dificultad para distinguir la realidad de la ficción, entonces las escenas de terror para el niño aparentan totalmente reales. Estos motivos llevan a un estado de nerviosismo y hasta paranoia en el niño, después de ver una película de terror.

Los pequeños pueden desarrollar un comportamiento agresivo al terminar de ver una película de terror y acción. Esto se debe a los niños tienden a imitar los personajes de las películas, utilizando palabras negativas y agresivas.

Es muy importante la educación de los niños, que los padres hablen con el niño, explicándole que los monstruos espantosos y otros personajes no son reales. Esto contribuirá que los niños se calmen y disipen su temor.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Ser Padres
Ultima modificación: 05/08/2013