Cómo gustarle a una chica

La mayor ventaja que tienen los hombres a la hora de seducir una mujer es que la confianza no se sustenta en la belleza física como ocurre entre las mujeres. Por lo general los hombres suelen encontrar atractivas a un mismo estilo de mujer, marcado por un estándar estricto de requisitos que deben satisfacer para ser considerada atractiva: altura, cabello, medidas, atributos, etc. La decisión de ir detrás de una mujer no depende de tu belleza física, y eso juega a tu favor aun en el caso de que te sientas completamente a gusto con tu aspecto exterior. Ese es uno de los aspectos en los que ellas son más inteligentes.

Gustarle a una mujer que no se fija en ti no es tarea sencilla, pero si abrigas esperanzas y crees que con ella existen chances, entonces pierde el miedo y aprende cómo hacer para que tus temores no te dominen en esos momentos.

No hay trucos, se trata de ser tú mismo. Una apariencia sólo dura un tiempo, y el día que tu máscara se rompa no habrás conseguido nada más que problemas imposibles de enmendar. Las mujeres gustan sentir que el hombre que se les acerca es un hombre auténtico, transparente, sin mentiras entre manos. No hay mejor forma de ser tú mismo que preguntándote a ti mismo quién eres. Si tienes una respuesta en diez palabras para ello, tienes todo para ganarla, pues ella querrá conocerte. La forma universal y errática que elegimos en este mundo para darnos a conocer son las palabras, por lo cual confía en ellas e intenta hacer un buen uso de tus conversaciones con la chica en cuestión.

Sé inteligente cuando te comuniques con ella, no la avasalles queriendo ir más allá de donde irías en una conversación cotidiana. Si no sabes nada de ella, pregúntale; la mujer se encuentra muy a gusto cuando se siente escuchada y tú ganarás confianza cuando ella se abra hacia ti. Demuéstrale que puedes tener sentido del humor sin ser un payaso y rían juntos.

Yendo hacia una faceta más superficial pero influyente, la forma en que te vistas puede acompañarte en tu campaña de éxito. Si sueles vestirte con un estilo particular, no lo cambies como parte de la estrategia de acercamiento, pero si nunca has prestado atención a la ropa que te agrada o se ve bien en ti, esta chica ha movilizado tu ser como pocas veces y debes aprovecharlo. Consigue indumentaria que te enorgullezca vestir, sin necesariamente recurrir a los influyentes locales de venta de las grandes marcas.

Si la chica no demuestra interés después de tus jugadas, entonces no es para ti. Busca a otra y dedícale tus mejores

 

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Vida social
Ultima modificación: 08/05/2012