Viabilidad del desarrollo sostenible como sistema de consumo

Desarrollo sostenible, según un informe de la Comisión Mundial sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo, es el aprovechamiento de los recursos naturales, garantizando su perdurabilidad, de manera que no se agoten en un futuro. Cuando esto no se pueda garantizar, habrá que buscar alternativas que no comprometan los suministros para las generaciones futuras.

El desarrollo sostenible es necesario porque muchos de los recursos que utilizamos son limitados y se pueden agotar en un futuro y tenemos que saber aprovecharlos y no dejar que las actividades financieras maltraten la naturaleza. El desarrollo sostenible consiste en tres pilares fundamentales: el plano ecológico, el económico y el social. Si se preservan la biodiversidad y los ecosistemas sin que varíen los flujos de las poblaciones en estos tenemos sostenibilidad medioambiental. Si se respetan los derechos humanos a todos los niveles sin comprometer la economía y el medioambiente es sostenibilidad social y si la actividad financiera respeta el medioambiente y al mismo tiempo es rentable y genera beneficios es sostenibilidad económica.

Los recursos renovables no deben gastarse a un ritmo mayor a su producción sino acabarían agotándose. También tenemos que tener en cuenta que ninguna sustancia tóxica o contaminante se debe producir a ritmo superior al que se recicla, se neutraliza, se degrada o se absorbe en el medioambiente.

Finalmente, ningún recurso no renovable, como el petróleo o el gas natural, se debe gastar a un ritmo mayor del necesario para poder sustituirlo por una alternativa renovable que sea eficiente. Esto funcionará si el número de habitantes mundiales no crece en exceso.

 

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Economia
Ultima modificación: 03/06/2013