Actividades para estudiar los árboles en una clase de ciencias

En una clase de ciencias caca alumno debe ser responsable, con actividades para estudiar los árboles que les puedan ser útiles y desarrollen su interés por preservar la vida del planeta.

Los alumnos deben indagar para desarrollar el conocimiento y comprensión, recoger datos, analizar observaciones, agudizar la percepción e incorporar tareas grupales útiles al a escuela y a la comunidad. Las primeras actividades para estudiar los árboles serán observar los ejemplares de la zona. Se puede empezar catalogando los árboles del patio del colegio o los que estén más cerca. Pueden anotar características, recoger hojas para estudiar y plantear preguntas. El profesor debe hacerles preguntas para favorecer la lluvia de ideas de los estudiantes. Pueden observar hojas con lupa y anotar impresiones. El profesor debe introducir conocimientos teóricos para que empiecen a llamar a las cosas utilizando los términos adecuados. Deben buscar en una enciclopedia detalles de las especies que han visto y averiguar en qué zonas se desarrollan y verán las necesidades de agua y cuidado que hay que suministrarles para poder crecer. Si se forman en grupos cada uno puede centrarse en investigar una especie. Según la época del año, se deducirá el cambio de color de las hojas y si se caen o no de los árboles, es decir, los ciclos de vida. Deben relacionar la diversidad y la unidad de la vida en los árboles con la dinámica de la naturaleza donde el hombre interactúa, respeta o agrede.

Con los conocimientos que han adquirido en la práctica los alumnos tendrán más aprecio por los árboles y asumirán posiciones críticas frente a las destrucciones indiscriminadas. De las actividades para estudiar los árboles deben extraer conclusiones y recomendar normas de acción. Trabajar lo cotidiano y reconocible y sentir que pueden aportar algo socialmente hará que despierte su interés en la clase de ciencia.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Educación
Ultima modificación: 03/06/2013