Cómo aprender las tablas de multiplicación

Aprender a multiplicar puede parecer una operación matemática compleja, aunque en verdad no lo es. Lo importante de las matemáticas en general es encontrar el fundamento que hay por detrás de las operaciones que aparecen abstractas y arbitrarias. En el caso de la multiplicación, hay algunos conceptos que pueden agilizar la el aprendizaje de las tablas de multiplicar.

Lo primero que debe ser dicho como aproximación preliminar es que la multiplicación es el producto de la suma del mismo número una determinada cantidad de veces. Gracias a esta visión, y al emparentarlo con la suma de factores, cada número tiene una progresión idéntica equivalente al número que se está multiplicando.

La forma más didáctica de enseñar y aprender a multiplicar es construir una tabla de doce filas y dovce columnas, encabezando cada una de las 12 columnas por la progresión ascendiente desde el 1 hasta el 12.

El aprendizaje debe comenzar desde el 0 para ver en la práctica que efectivamente la multiplicación por ese número, pero luego el orden recomendado para aprenderlas es el siguiente:

  • Tabla del 2
  • Tabla del 4
  • Tabla del 10
  • Tabla del 5
  • Tabla del 3
  • Tabla del 6
  • Tabla del 9
  • Tabla del 11
  • Tabla del 7
  • Tabla del 8
  • Tabla del 12

Esta ordinación respeta las semejanzas entre los cálculos que cada una requiere. Por eso la tabla del 2 sigue a la tabla del 4, y la el 3 sigue a la del 6,  y luego la aparece del 9 y luego van abriéndose paso otras tablas que pueden asociarse fácilmente.

De más está decir que la memoria juega un papel fundamental en la fijación de los resultados de las distintas variables, por lo que el acento debe estar puesto sobre el estudio de la secuencia en el orden natural durante el tiempo necesario para sentirse familiarizado con ellas.

Con el correr de las prácticas se podrá ir alterando el orden y avanzando en complejidad.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Educación
Ultima modificación: 07/05/2012