Cómo elaborar unidades didácticas interactivas

El aprendizaje interactivo es uno de los métodos educativos que complementa cada área curricular. Abarca la teoría de Howard Gardner de inteligencias múltiples y es ideal en un aula de clases constructivista centrada en los estudiantes.

La enseñanza interactiva ayuda a los maestros a explicar los conceptos proporcionando imágenes visuales o audios que respondan al usuario. La mayoría de las herramientas modernas de enseñanza interactiva usan la tecnología computacional, la cual las hace altamente adaptables. Las herramientas de enseñanza están diseñadas para apoyar al profesor pero no deben ser el único método de instrucción en ninguna unidad.

Hay diversos métodos que los instructores pueden emplear para maximizar la motivación de los estudiantes y su participación en la educación interactiva.

Las unidades, estaciones o centros de aprendizaje son una de las estrategias de organización probadas para el aprendizaje interactivo. Los estudiantes pueden escoger un centro o alternar entre ellos en intervalos predeterminados. Los instructores pueden tener centros estándar establecidos, tales como manuales de matemáticas, centros auditivos, bibliotecas de clases, materiales de arte, actividades de escritura y áreas de observación.

Los profesores también pueden crear centros que reflejen un tema, unidad, proyecto o labor curricular en particular. Por ejemplo, si los estudiantes están aprendiendo las propiedades del agua, los instructores pueden diseñar cuatro o cinco estaciones interactivas que incluyan un área para el diseño de botes, una pila llena de agua para probar si los objetos flotan o se hunden, un centro auditivo con una historia acerca del agua, un centro tecnológico con un sitio Web o videojuego acerca del agua, y un área para examinar el agua con lupas o microscopios.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Educación
Ultima modificación: 01/21/2013