Cómo inculcar el respeto al medio ambiente en el aula

Frente a las condiciones actuales de catástrofe ecológica se han tomado medidas preventivas, inculcando los niños de edad escolar el respeto por el medio ambiente, formando así ciudadanos cuidadosos de la vida futura.

Con estos proyectos de cuidado del planeta se pretende que los niños comprendan que cuanto más se preserve el medio ambiente, tendrán una mejor calidad de vida, y eso provoque en ellos un deseo de colaboración efectiva.

Se debe comenzar inculcando la limpieza del aula y el patio de juego, fomentando depositar la basura en los cestos adecuados, olvidándose de frases como “yo no lo tiré, yo no lo levanto” y haciéndolos entender esta actividad como un beneficio para ellos mismos y no como un castigo para los más desordenados.

Dentro del salón de clases podría designarse un encargado de controlar las luces que no sean necesarias para que las mantenga apagadas y así se pueda contribuir al ahorro de energía. De la misma manera se puede implementar un grupo designado para la vigilancia de las luces en salas, pasillos y baños de la institución, manteniendo las luces que no son utilizadas apagadas.

Finalmente se formará una guardia de varios alumnos que estará atento a que nadie haga uso indiscriminado del agua. Su trabajo será cerrar los grifos que se encuentren inútilmente abiertos y comunicando a los profesores cuando exista una fuga. Este conocimiento se debe de llevar más allá del aula, debe imprentarse en cualquier lugar en donde se encuentre el individuo. Y también se les puede alentar para que transmitan este valor a sus hermanos menores y familiares cercanos.

 

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Educación
Ultima modificación: 03/04/2013