Consejos para planificar el estudio de un examen

La forma de evaluar a los alumnos sobre lo aprendido en clases en la mayoría de las instituciones es mediante examen que contenga preguntas específicas sobre los temas que se impartieron en un lapso de dos a tres meses.

Se debe tener en claro que el prepararse para un examen es un ejercicio que se debe comenzar en cuanto comienza el curso. Una vez que el  profesor ha entregado el temario correspondiente a la asignatura, el alumno debe mentalizarse para seguir dicho programa y durante todo el periodo, apoyándose en libros o apuntes de clase y donde lo más importante es asistir puntualmente a cada clase.

Para aprender correctamente cada asignatura es importante tener una estrategia que ayude a aprender gradualmente, del conocimiento más básico al más especializado, y estar seguro de haber comprendido los conceptos expuestos en clase. El método más utilizado es el conocido como “sq3r”, este método de estudio indica que las fases para la verdadera compresión son: apuntar, explorar, preguntar, leer, recitar y repasar. Para la mayoría de los estudiantes este método resulta efectivo siempre y cuando se cuide cada uno de los aspectos.

Independientemente, es recomendable aprender algunas técnicas de motivación y memorización que faciliten el trabajo en el aula. De este modo el momento de enfrentar un examen, no será un reto para el alumno, ya que el hábito de estudio se puso en práctica durante todo el curso y no sólo un par de días antes de presentarlo.

Finalmente, una buena relación con los profesores ayuda a los estudiantes a conseguir mejores apuntes de clase, ya que el profesor puede ayudar al alumno a despejar dudas que por pena no expone durante la clase.

 

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Educación
Ultima modificación: 03/04/2013