Los experimentos en el aula sobre la diversidad

En un ambiente estudiantil de un salón de clases es más que esencial que exista una atmósfera que sea favorable para que los alumnos puedan absorber toda la información que necesitarán eventualmente para llevar una vida plena.

Un factor crucial en la dinámica de la interacción entre los estudiantes es su capacidad de congeniar y respectar a sus compañeros. Muchas veces prejuicios de sistemas de creencia obsoletos o simplemente una mala actitud pueden llegar a afectar innecesariamente esa interacción. Pero lo positivo de todo esto es que cualquier dificultad puede ser sopesada.

Para esto será muy útil recurrir a cuestionarios los cuales ayudarán a identificar cualquier falencia en el trato a los demás que pueda ser trabajada para corregirla o ser mejorada.

Pida a los estudiantes que se coloquen en circulo de manera a que todos puedan verse. Luego pregunte a cada uno sus nombres, etnias, las tradiciones o historia familiar o cualquier otra cuestión de la que considere pertinente hablar. Espere unos 15 minutos a que elaboren sus respuestas, luego proceda a preguntar.

Esta actividad ayudará a que cada uno de los integrantes de la clase comience a conocerse mejor. Muchas veces debido a que las personas no se conocen mucho pueden llegar a sucederse roces, y mediante el compartir las diferentes experiencias de vida esta situación inicialmente afectada podrá mejorar considerablemente.

Otra técnica en la que puede trabajar con los alumnos es la siguiente. Pida a los estudiantes que formen un gran círculo, trate de identificar los diferentes grupos y proceda a llamar a cada uno de esos grupos al centro del círculo, por ejemplo puede seleccionar personas que compartan ciertas características como color de ojos, cabello, género, edad, etnias, etc. Luego vaya al centro del círculo durante un minuto para luego regresar al círculo más grande y compartir con los estudiantes lo que sintió al estar dentro del círculo, al sentir toda la atención de las personas sobre sí y lo que significo estar fuera del círculo. Esto ayudará a los estudiantes a darles una perspectiva de lo que implica la discriminación y el problema social que ésta causa.

Hacer entrevistas es otra buena actividad a la que puede recurrir, pidiendo a cada estudiante que entreviste a otro compañero, preguntando sobre ciertas cuestiones como el color de piel o el grupo étnico. Con esa información luego pida que cada uno de ellos cree un gráfico estadístico y pídales que compartan sus pensamientos con respecto a las diferencias que existen entre todos y como pueden éstas llegar a beneficiar al grupo.

Lean libros en grupo, que tengan que traten temas de discriminación. Muchas veces la simple ignorancia es la que crea este problema y leyendo textos puede comenzar a disolverse ese factor que influye a que algunas personas discriminen. Una obra recomendada es el libro de la escritora Harper Lee, “Matar a un Ruiseñor”, del cual pueden luego crear presentaciones basadas en el libro abordando ciertos tópicos del mismo.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Educación
Ultima modificación: 05/08/2013