Los mejores adornos navideños para trabajar en infantil

Los niños usan su propia imaginación y sus recursos para hacer sus adornos preferidos. Para elaborar una figura de Rodolfo el reno, el niño puede cortar un trozo de cartón usando como molde el contorno de su mano, la palma será la forma de la cabeza y los dedos representarán la cornamenta; en el centro de la palma se pega una bola de listón rojo que será su nariz y además dos ojos movibles. Utilizando la misma técnica del contorno de la mano como el molde de la figura se puede hacer la figura de Santa Claus haciendo que los dedos queden hacia abajo, y representen la barba. Se le puede agregar un sombrero así mismo como sus ojos, boca y nariz.

Los bastones de dulces son un símbolo clásico y característico de la Navidad. Para elaborar unos adornos muy lindos y que además puedan comerse, se pueden hacer trineos de dulce que usen bastones de dulce pequeños que hagan las veces de la base del trineo así como también se puede elaborar una corona hecha de estos mismos bastones de forma que completen un círculo utilizando pegamento sobre sus envoltorios.

Una bonita manera de decorar la mesa de Navidad usando un adorno hecho por los niños es con piñas de pino. Puede utilizarse una piña grande y decorarla con dulces de colores brillantes pegados y usando una olla como la base; el resultado es un verdadero árbol de Navidad en miniatura. También se puede poner al niño a hacer una corona pegando varias piñas y decorándolas con brillantina y pinturas de color. Usando un poco de imaginación se pueden elaborar personajes tales como Rodolfo el reno, Santa Claus y hombre de nieve hechos únicamente con piñas de pinos. Una simple piña adornada con listones dorados y decorada con pinturas de color, brillantina u otros elementos que llamen la atención puede ser un buen sustituto de las esferas de navidad en algunas partes del árbol.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Educación
Ultima modificación: 01/21/2013