Con qué comerciaban los romanos

El comercio en la antigua Roma es un tema de muchas facetas particularmente cuando se considera que la antigua Roma no es sencilla de definir en términos de tiempo y extensión. La antigua Roma tuvo una duración de un milenio y la cultura, sociedad y el mundo que existía dentro de dicha cultura cambió enormemente. De igual manera la extensión de esa cultura creció desde algunos pequeños poblados en las colinas cerca del río Tiber hasta convertirse en un enorme imperio. Tan sólo Roma llegó a tener 1 millón de habitantes.

La economía romana era esencialmente un mercado económico competitivo, capitalista por naturaleza, aunque con muchas imperfecciones; por ejemplo el costo de transportarse sobre tierra era tan elevado que implicaba que algunos productos extranjeros tal como el vino importado desde España pudiera ser más barato que algunos productos similares producidos a 100 km distancia.

Los romanos comerciaban artículos en todos los puntos del imperio. Importando artículos de otros países elevaron el estándar de vida y fueron capaces de darse muchos lujos. Los romanos usaban sus redes de caminos y también sus vías marítimas para transportar bienes de un lugar a otro.

Comerciaban plata con Bretaña, la cual usaban para elaborar joyería y monedas; y lana que usaban para elaborar sus ropas. Importaban tintas para poner color a sus vestimentas desde la parte sureste del imperio y también condimentos para poner sabor a sus comidas.

Desde el lejano Este, lo que ahora es China, importaban seda para elaborar vestimentas lujosas. El algodón provenía de Egipto y los animales salvajes y exóticos para usarse en las peleas de los gladiadores provenían de África mediante el mar.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Historia
Ultima modificación: 12/21/2012