Cómo eran los primeros vestidos

No se sabe exactamente cuando comenzó el ser humano a usar ropa, sin embargo los antropólogos han estimado que pudo ser entre hace 100,000 y 500,000 años atrás. Las primeras vestiduras estaban hechas a base de elementos naturales, por ejemplo la piel de los animales y sus pelajes, de hierbas y hojas, y de huesos y caparazones de algunos animales o de conchas. Aunque las vestimentas no muy frecuentemente se ataban o se envolvían al cuerpo, se sabe que ya se usaban agujas hechas de huesos de animales y ello prueba que la piel y los ornamentos hechos a base del pelaje de los animales se cosían desde hace ya 30,000 años atrás.

Cuando las culturas neolíticas establecidas descubrieron las ventajas de las fibras tejidas en comparación con las pieles de los animales, la elaboración de la ropa, hecha a base de técnicas de cestería surgió como una de las tecnologías fundamentales de la raza humana. La historia de los vestidos va de la mano con la historia de los productos textiles. Los humanos tuvieron que inventar técnicas como las de tejer e hilar, entre otras, así como las máquinas necesarias para poder elaborar las telas que se usaban para la ropa.

Antes de que surgieran las máquinas de coser, prácticamente toda la ropa era tejida a mano de manera rústica. Existían sastres y costureros en la mayoría de los poblados que podían elaborar artículos individuales de vestuario para los compradores. Una vez que la máquina de coser fue inventada, se echó a andar la industria del vestido producido en grandes cantidades.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Historia
Ultima modificación: 12/21/2012