Cuando se hicieron las primeras lámparas de aceite

Probablemente el fuego haya sido uno de los mayores descubrimientos del hombre. Le permitía cocinar los alimentos, ver en la oscuridad… en definitiva, ayudó a hacer más llevadera la vida cotidiana.

No se conoce con exactitud cuando ni donde se hicieron las primeras lámparas de aceite lo que si se conoce es que se han encontrado recipientes en los que se quemaba grasa animal que datan del 50000 a. C. Lo que si sabemos a ciencia cierta es donde se empezó a usar de forma generalizada. Las lámparas de aceite se empezaron a usar de forma generalizada en el siglo IV a.C. en Grecia. Estas lámparas eran básicamente recipientes de cualquier material, principalmente piedra, arcilla o conchas en los que se quemaba el aceite.

Posteriormente estos recipientes se cerraron y se les dejo un orificio de los que sobresalía una mecha que estaba empapada con el sebo o el aceite. Así la punta de la mecha prendía e iba gastando poco a poco el aceite del recipiente.

Posteriormente este tipo de lámparas se verían remplazadas por las lámparas alimentadas por petróleo que otorgarían más luz y más tarde se les aplicaría un cristal para aumentar la proyección de luz. Lugo vendrían las lámparas alimentadas por gas y más tarde sustituido por el queroseno. Sin embargo en los lugares que no se disponía de este combustible se seguía produciendo la iluminación con lámparas de aceite.

No fue hasta el año 1878, con la aparición de la bombilla gracias a Edison, cuando se abandonó el uso de las lámparas de aceite.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Historia
Ultima modificación: 11/22/2012