Argumento cosmológico para la existencia de Dios

 

Para la mayoría de los cristianos, la Biblia es la palabra con más autoridad de Dios. No hay necesidad de convencer, aparte del testimonio del espíritu Santo en nuestras almas, para confirmar la verdad y la autoridad de la Biblia. Sin embargo, aquéllos que no creen no observan la Biblia como la palabra santa de Dios, ni creen que es una autoridad. Entonces, ¿qué tipo de argumentos o evidencias podrían presentarles los cristianos, usando el sentido común y la lógica, para que pudieran derribar las barreras que tienen contra la Biblia?

El argumento cosmológico intenta mostrar que el universo pudo no haber sido creado por sí mismo, ni se sostiene por sí mismo, sino que debió haber sido causado, y se sostiene en la actualidad, por algún agente que no era parte del universo ni fue causado por sí mismo. El argumento básicamente está diseñado para refutar la idea atea secular de que el universo es eterno, que no tuvo principio pero siempre ha existido, y por lo tanto no necesita un creador.

El principio de la casualidad dice que todo lo que comienza a existir debe tener una causa. El universo comenzó a existir en algún punto, existe ahora y existimos dentro de sus límites. Ya que el universo existe, debe tener una causa. Algo causó que existiera. Este algo tuvo que ser mayor que el universo, y tuvo que estar fuera del universo.

Entonces, un ateo puede decir que fue el Big Bang lo que causó al universo. Y aún si así hubiera sido, el Big Bang tuvo que existir; por lo tanto, debe tener una causa. Si trabajamos en reversa desde un efecto hasta su causa, y a partir del efecto hacia la causa, en algún momento acabaríamos en la principal causa, o en una causa sin causa.

Esta principal causa tendría que tener distintas características:

  • Se apoyaría en nada para su existencia. Si no necesitara nada más, sería un efecto en vez de una causa.
  • Sería lo suficientemente poderoso para crear algo a partir de la nada. Evidentemente, si esto existiera por sí mismo, cualquier cosa que hiciera tendría que ser creada a partir de la nada.
  • También tendría que ser inteligente y tener voluntad, el deseo para crear… O para no crear.
  • Esta causa tendría que existir desde fuera del universo que creara.

Estas características sólo tienen sentido cuando se aplican a un ser poderoso y sensible que existe fuera del universo, con la voluntad y la habilidad para crear. Estas son las características de Dios; que se revelan en el principio del libro del Génesis y se extienden a lo largo de la Biblia.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Religion
Ultima modificación: 03/12/2013