Si Dios está por nosotros ¿quién contra nosotros? Verso y Significado

Este verso comienza con una pregunta. “¿Qué diremos a esto?” ¿A qué se refería Pablo? La esencia de esta pregunta tiene su respuesta en el versículo 28 que le precede. “Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados.” (Romanos 8:28) Este versículo deja entrever el concepto de la predestinación. Uno debe ser llamado a Dios para estar en Su eterna familia. La predestinación es un tema delicado puesto que la Biblia es específica al decir que Dios elige al que Él elige. Muchos pueden sentir como si Dios fuera un dictador y usar los humanos como peones para Su propia satisfacción y placer. Lo cual no podría estar más alejado de la verdad. Si Dios deseara que nadie muriera, entonces ciertamente Él no condenaría a nadie al infierno, Dios sabía antes del inicio de la creación a quien elegiría para amarlo.

Ésas son las personas que Él ha llamado para hacer Su voluntad. Dios nunca excluiría a nadie de la eternidad en los cielos si ellos genuinamente lo amaran y se arrepintieran de sus pecados. Esto es lo que el verso dice. Justo en la parte central de 1 Juan 4:16, dice, “Dios es amor”. El amor es lo que completamente se opone al demonio, al mal. Dios es incapaz de hacer el mal. Cuando se tiene una clara comprensión de la predestinación, Romanos 8:28 toma un completo sentido. “Los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados”. Si se elige seguir a Dios, todas las cosas resultaran para bien, aún cuando todo parezca estar perdido.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Religion
Ultima modificación: 03/12/2013