Consejos prematrimoniales, asesoramiento para parejas cristianas

Los consejos prematrimoniales para las parejas comprometidas en un esquema recomendado por la Iglesia son un requisito y son recomendados para muchas sectas del cristianismo. Dichos consejos les ayudan a formar cimientos fuertes para el matrimonio, además de que las parejas que se someten a este tipo de consejos experimentan una tasa de divorcios hasta un 30% menor que las parejas que no recibieron consejos.

La mayoría de los matrimonios ocurren antes del punto medio de la vida, cuando muchos de nuestros objetivos a largo plazo ni siquiera han sido iniciados, mucho menos llevados a cabo. Por ello, hablar respecto a las metas futuras con tu pareja en una sesión de terapia puede ayudar a prevenir que la relación se degenere en un futuro.

Respecto al sexo, no importa cuáles sean sus creencias, estar abierto a la sexualidad en una relación de pareja puede inhibir las probabilidades de un encuentro sexual incómodo en el matrimonio; especialmente para aquellas parejas que mantuvieron abstinencia sexual antes del matrimonio. Hay que asegurarse de encontrar a un consejero prematrimonial que pueda discutir libremente acerca de la sexualidad.

La fe cristiana promueve la santidad de la familia, y sería obtuso pasar por alto el impacto de los miembros de otra familia que pronto conformarán una sola. Las dos partes involucradas en una relación deben estar conscientes de su relación familiar y de cualquier dificultad que pueda crear el inicio de su matrimonio. Durante el consejo prematrimonial, se debe asegurar que ambas partes puedan hablar libremente acerca de este tema.

Los humanos están constantemente desplazándose, y en el transcurso de tan sólo un año pueden ocurrir muchos cambios que alteren las circunstancias. Una relación que no esté preparada con firmes fundamentos para las turbulencias de la vida creará una presión extra que la puede hacer fracasar. Durante el consejo prematrimonial, se debe tener en cuenta discutir los distintos conflictos que puedan surgir inesperadamente, incluyendo aquellos financieros, espirituales u otras responsabilidades familiares. Es importante recordar que, especialmente en la fe cristiana, la fortaleza de una relación debe ser recompensada por encima de los logros individuales.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Religion
Ultima modificación: 11/22/2012