Lecturas bíblicas sobre la gracia de Dios

Gracia significa conseguir algo que no mereces. Misericordia significa no recibir un castigo que mereces. Dios es abundante en la gracia y la misericordia. Su mayor acto de gracia es la salvación que está disponible para todas las personas a través de la fe. Cuando el regalo es aceptado, la vida es eterna.

Usted puede leer acerca de la gracia de Dios y el Salvador Jesús aquí. A continuación se presentan veinte versículos bíblicos sobre la gracia.

Encontrar la gracia del Señor

  • Ester 2:16-17 Y cuando Ester fue llevada al rey Asuero a su casa real en el mes décimo, que es el mes de Tebet, en el año séptimo de su reinado, el rey amó a Ester más que a todas las mujeres, y ganó la gracia y benevolencia delante de él más que todas las vírgenes, por lo que puso la corona real sobre su cabeza y la hizo reina en lugar de Vasti.
  • Jeremías 31:2-3 Así dice el Señor: “El pueblo que escapó de la espada halló gracia en el desierto, cuando Israel trató de descansar, el Señor se le apareció a lo lejos. Yo te he amado con un amor eterno: por eso he reservado gracia para ti.
  • Hechos 15:39-40 Y se levantó un fuerte desacuerdo, por lo que se separaron el uno del otro. Bernabé tomó consigo a Marcos y se embarcó rumbo a Chipre, pero Pablo escogió a Silas y partió, siendo encomendado por los hermanos a la gracia del Señor.
  • 2 Corintios 12:8-9 tres veces he rogado al Señor acerca de esto, que debería dejarme. Pero él me dijo: «Mi gracia te basta, que mi fuerza se muestra perfecta en la debilidad.” Por tanto, me gloriaré más gusto de mis debilidades, para que el poder de Cristo more en mí.
  • Hebreos 4:16 nos Vamos, pues, confiadamente acercarse al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro.
  • Juan 1:14 Y el Verbo se hizo carne y habitó entre nosotros, y hemos contemplado su gloria, gloria como del unigénito del Padre, lleno de gracia y de verdad.
  • Hechos 4:33 Y con gran poder los apóstoles daban testimonio de la resurrección del Señor Jesús, y abundante gracia era sobre todos ellos.
  • Hechos 6:8 Y Esteban, lleno de gracia y de poder, hacía grandes prodigios y señales entre el pueblo.
  • Hechos 11:22-24 El informe de esto llegó a oídos de la iglesia de Jerusalén y enviaron a Bernabé a Antioquía. Cuando llegó y vio la gracia de Dios, se regocijó, y exhortó a todos a permanecer fieles al Señor con corazón firme, porque era un hombre bueno, lleno del Espíritu Santo y de fe. Y una gran multitud fue agregada al Señor.
  • Hechos 14:1-3 Ahora en Iconio que entraron juntos en la sinagoga judía y hablaron de tal manera que un gran número de ambos Judios y Griegos. Pero los Judios incrédulos incitaron a los gentiles y envenenado su mente en contra de los hermanos. Así permanecieron durante mucho tiempo, hablando con denuedo por el Señor, el cual daba testimonio a la palabra de su gracia, concediendo señales y milagros fuesen hechos por las manos.

Recibiendo la Gracia

  • Juan 1:15-17 (Juan dio testimonio de él, y clamó: “Éste es aquel de quien yo dije: El que viene después de mí, es antes de mí, porque era primero que yo. ‘”) Y de su plenitud hemos todos hemos recibido, y gracia sobre gracia. Porque la ley fue dada por medio de Moisés, pero la gracia y la verdad vinieron por medio de Jesucristo.
  • Hechos 20:32 Y ahora, hermanos, os encomiendo a Dios ya la palabra de su gracia, que tiene poder para construir el edificio y daros la herencia con todos los santificados.
  • Romanos 1:1-5 Pablo, siervo de Cristo Jesús, llamado a ser apóstol, apartado para el evangelio de Dios, que él había prometido antes por sus profetas en las santas Escrituras, acerca de su Hijo, nacido del linaje de David según la carne y fue declarado Hijo de Dios con poder, según el Espíritu de santidad, por su resurrección de entre los muertos, Jesucristo Señor nuestro, por quien hemos recibido la gracia y el apostolado, para la obediencia de la fe por amor de su nombre entre todas las naciones,
  • Hebreos 12:15 Mirad que nadie deja de obtener la gracia de Dios, que hasta no “raíz de amargura” resortes y causa problemas, y por ella muchos sean contaminados
  • 1 Pedro 5:10 Y después que hayáis padecido un poco de tiempo, el Dios de toda gracia, que nos llamó a su gloria eterna en Cristo, Dios mismo, restaurar, afirme, fortalezca y establezca.

La Gracia: Un regalo eterno

  • Romanos 3:20-24 Porque por las obras de la ley ningún ser humano será justificado delante de él; porque por la ley es el conocimiento del pecado. Pero ahora la justicia de Dios se ha manifestado, aparte de la ley, aunque la ley y los profetas dan testimonio de ello – la justicia de Dios por la fe en Jesucristo, para todos los que creen. Porque no hay diferencia, por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios, siendo justificados gratuitamente por su gracia por medio de la redención que es en Cristo Jesús
  • Romanos 4:15-17 Porque la ley produce ira, pero donde no hay ley, tampoco hay transgresión. Es por eso que depende de la fe, con el fin de que la promesa pueda descansar en la gracia y se debe garantizar a todos sus descendientes, no sólo para los que son de la ley, sino también a los que son de la fe de Abraham, quien es padre de todos nosotros, como está escrito: “Yo he puesto por padre de muchas naciones” – en la presencia del Dios en quien creyó, el cual da vida a los muertos y llama a las cosas que no existen.
  • Romanos 5:1-2 Por tanto, habiendo sido justificados por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo. A través de él, también hemos obtenido entrada por la fe a esta gracia en la cual estamos firmes, y nos gloriamos en la esperanza de la gloria de Dios.
  • Romanos 5:12-21 Por lo tanto, como el pecado entró en el mundo por un hombre, y por el pecado la muerte, así la muerte pasó a todos los hombres porque todos pecaron por el pecado de hecho estaba en el mundo antes de que la ley fue dada, pero el pecado no se imputa cuando no hay ley. Sin embargo, la muerte reinó desde Adán hasta Moisés, aun sobre los que no habían pecado como la transgresión de Adán, que era un tipo del que había de venir. Pero el don no fue como la transgresión. Porque si por la transgresión de muchos murieron de un solo hombre, mucho más la gracia de Dios y el don por la gracia de un hombre, Jesucristo, abundaron para los muchos. Y con el don no sucede como en el de que el pecado de un hombre. Porque ciertamente el juicio por una transgresión, resultando en condenación, pero la dádiva surgió a causa de muchas transgresiones resultando en justificación. Porque si por la transgresión de uno solo reinó la muerte que un hombre, con mayor razón los que reciben la abundancia de la gracia y del don de la justicia reinarán en vida por uno solo, Jesucristo. Por lo tanto, como por una transgresión resultó la condenación de todos los hombres, por lo que un acto de justicia resultó la justificación de vida para todos los hombres. Porque como por la desobediencia de un hombre los muchos fueron constituidos pecadores, así también por la obediencia de uno los muchos serán constituidos justos. Y la ley se introdujo para que abundara la transgresión, pero donde el pecado abundó, sobreabundó la gracia más, para que así como el pecado reinó para muerte, así también la gracia reine por la justicia para vida eterna mediante Jesucristo, Señor nuestro.
  • Efesios 2:4-9 Pero Dios, que es rico en misericordia, por el gran amor con que nos amó, aun estando nosotros muertos en pecados, nos dio vida juntamente con Cristo-por gracia habéis sido salvados-y levantó nosotros con él y nos hizo sentar en los lugares celestiales con Cristo Jesús, para que en los siglos venideros podría mostrar las abundantes riquezas de su gracia en su bondad para con nosotros en Cristo Jesús. Porque por gracia sois salvos por medio de la fe. Y esto no es de vosotros, pues es don de Dios, no por obras, para que nadie se gloríe.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Religion
Ultima modificación: 01/22/2013