Como transportar y almacenar una pintura

Transporte

Con demasiada frecuencia, y por desgracia, los cuadros presentan daños debido a mal transpone, ya sea porque durante el traslado estuvieron expuestos a variaciones de temperaturas o por motivos mecánicos. Un cuadro mal embalado puede rasgarse al recibir un golpe, o si se envuelve en un material sucio, éste puede dejar manchas en la capa pictórica, debiendo entregarse a un restaurador para que lo limpie. Esto ha llevado a algunos museos a no prestar sus cuadros más valiosos. Y justamente debido a esta mala experiencia, sumada a ataques químicos y mala conservación, ha proliferado en todo el mundo una gran cantidad de restauradores de cuadros. Ha) buenos y malos, así que antes de entregar un cuadro pida antecedentes sobre el restaurador.

Almacenamiento

El soporte textil, por ser más liviano y flexible en el caso de un cuadro grande, se puede enrollar para guardarlo. Esto se hace con la capa pictórica hacia afuera. Antes de enrollarlo se coloca un papel japonés sin ácido sobre la obra, enrollando después y colocando en la tapa del rollo otro papel de protecc:ón o lino y el título, autor del cuadro y daños.

Si el cuadro tiene un marco, se guardará en un depósito con rejas de metal donde se engancha mediante dos colgadores puestos en el marco y dos ganchos curvos. Cuando usted guarda un cuadro y la tela se suelta se debe a que se soltaron o cedieron las cuñas de madera de los ángulos, los cuales permiten tensar o soltar la tela. Si no tiene experiencia, le aconsejo no manipular los ajustes de tensión, sino llamar un especialista.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Arte
Ultima modificación: 06/22/2012