Cómo reaccionar si tu coche se descontrola sobre la nieve

La nieve es una de las condiciones climáticas más adversas en las que una persona puede conducir un vehículo ya sea de dos o cuatro ruedas porque se hace muy dificultoso el tránsito en este terreno. Uno de los problemas más comunes en el manejo es cuando nuestro vehículo se sale de control cuando derrapamos o simplemente resbalamos por no contar con los elementos necesarios para circular en estas condiciones. Aprendamos pues a continuación, algunos trucos para saber cómo reaccionar si tu coche se descontrola sobre la nieve.

Evitar las altas velocidades puede ser uno de los consejos más importantes, ya que en estas condiciones de nieve o incluso hielo formado sobre las calles o carreteras nos puede llevar a perder totalmente el control del coche. A una velocidad alta, las posibilidades de frenar correctamente sin derrapar son mínimas pero si conducimos despacio pues no deberemos realizar maniobras de frenadas bruscas que es lo que provoca el deslizamiento. Ya en caso de que sea demasiado tarde, pues lo mejor es tomar el volante firmemente, sacar el pie del acelerador del coche y no pensar ni remotamente en tocar los frenos si no contamos con sistemas de aire asistidos, ya que puede ser mucho peor.

Una sugerencia válida para cuando hay mucha nieve, es seguir las huellas de los vehículos que ya hayan pasado anteriormente y que hayan dejado los surcos de las ruedas que pueden llegar incluso hasta el piso firme. La única precaución es verificar que en el centro de las huellas la nueve no sea tan alta que llegue a dañar la parte delantera del coche y eventualmente debajo de éste. Si no hay huellas, pues verifiquemos donde haya nieve sin pisar aún ya que es la que mejor nos permitirá aferrar las ruedas de nuestro coche evitando desplazamientos imprevistos que puedan traer consecuencias.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Autos
Ultima modificación: 07/17/2012