Cómo aplicarse la máscara de pestañas

Los ojos son el portal del alma y, sin dudas, el atributo por excelencia a la hora de la seducción. Enmarcar y embellecer tu mirada será, sin dudas, un paso esencial a cualquier hora del día.

Más allá de la forma, la disposición, el largo y el volumen de tus pestañas, puedes lograr resaltarlas utilizando adecuadamente la máscara para pestañas. Lo ideal es adquirir el hábito diario de presionarlas unos instantes sobre los párpados al colocar la crema facial después de la limpieza. Esto te permitirá recobrar poco a poco o mantener su curvilínea forma, clave de su belleza.

A la hora de aplicar la máscara para pestañas, debes cuidar de no utilizar un cepillo aplicador cargado, cuida que la máscara sea ligera. Sujeta con la yema de tus dedos el párpado a fin de que se mantenga extendido y cierra levemente el ojo. Una vez en esta posición, debes colocar el cepillo aplicador con su parte más ancha en la parte exterior del ojo, introduciendo sus cerdas cuidadosamente entre el nacimiento de las pestañas de modo que sientas que éstas se separan al ser cepilladas. Una vez aquí, debes extender lentamente el cepillo aplicador por el largo a medida que vas girándolo sobre sí mismo, favoreciendo la curvatura natural de las pestañas. Luego debes repetir este proceso hasta terminar de peinar las pestañas superiores. La ventaja de utilizar una máscara liviana es, entonces, que te permitirá repetir este proceso cuantas veces sea necesario para lograr la curvatura deseada.

Una clave a tener en cuenta para lograr un maquillaje natural es que al peinar las pestañas inferiores sólo deben marcarse desde el centro hacia el lado exterior, mientras que aquellas unidas al lagrimal quedarán sin maquillar. Esto permitirá que nuestros ojos no queden cargados ni dotados de pestañas artificiosamente endurecidas. Aunque, si quieres lograr una mirada de muñeca, sólo tienes que hacer lo contrario.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Belleza
Ultima modificación: 07/20/2012