Como hacer jabon artesanal

Muchas veces habremos oído a nuestros abuelos decir “en mis tiempos el jabón lo hacíamos en casa” y nos habremos preguntado ¿jabón hecho en casa? ¿será muy difícil de hacer? La respuesta es ¡no! Es una de las cosas más sencillas del mundo y no precisa de muchos materiales.

¿Qué es lo que vamos a necesitar para hacer nuestro jabón casero?

  • Un recipiente (puede ser de barro, metal o cristal)
  • Una cuchara de madera
  • 3 litros de agua
  • 3 litros de aceite usado (el de freír)
  • 500 gramos de sosa cáustica
  • Moldes para dar forma al jabón

¿Cuáles son los pasos que vamos a seguir?

En el recipiente vertemos la sosa cáustica y vamos añadiendo el agua poco a poco teniendo mucho cuidado de que no nos salpique puesto que la sosa cáustica nos quemaría la piel de entrar en contacto con ella. Removemos bien hasta que se quede una mezcla lo más homogénea posible.

A continuación, añadimos el aceite también muy poco a poco y con la cuchara de madera vamos removiendo. En este punto, es posible que necesitemos la ayuda de alguien. Es muy importante que removamos la mezcla durante más o menos una hora hasta que consigamos una pasta espesa de color blanquecino.

El último paso va a consistir en repartir la mezcla en los moldes. Recordad que no pueden ser de plástico, tienen que ser de cristal o metal. Yo he usado unos viejos moldes para hacer flan que ya no utilizaba porque quiero hacer algunos jabones con forma para el baño. Puesto que la masa tiene que reposar durante algunos días, lo mejor es que dispongamos de un gran espacio libre de humos en el que no dé el sol.

Si queréis dar un toque más especial a vuestro jabón o pretendéis usarlo para hacer algún regalo, podéis usar aceites esenciales de lavanda, naranja o limón. Sin duda serán más originales y dejan un fresco aroma en tus manos.

 

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Belleza
Ultima modificación: 07/17/2012