Cómo limarse las uñas de las manos

La belleza de las manos ha sido uno de los aspectos importantes de la hermosura femenina desde siempre. La forma y calidad de nuestras uñas pueden ayudar a darles un aspecto más elegante y estilizado. Para ello es imprescindible lucir uñas fuertes y saludables, objetivo imposible si no se lleva una alimentación rica en proteínas y ácidos grasos, componentes  esenciales de esta corona a los dedos.

Si bien parece una tarea sencilla, el proceso de limado puede afectar considerablemente la calidad de nuestras uñas, se trata de un masaje que puede reforzarlas si se encuentra correctamente realizado, contribuyendo a que no se vean escamadas o resquebrajadas así como a evitar futuros e indeseables cortes.

La manera más adecuada de limar las uñas es colocando la lima a utilizar por debajo y realizando movimientos suaves desde el centro hacia un lado, conservando siempre la misma dirección. Lo ideal es tener en mente antes de comenzar cuál es la forma que se le dará: la cuadrada es la forma que otorgará mayor resistencia a la uña, mientras que la redonda favorece el desprendimiento de las capas que la conforman. Luego, debes utilizar una lima más fina para pasar muy suavemente por la parte superior de la uña, desprendiendo las partículas que no hayan terminado de desprenderse. Por último, utiliza la lima de brillo para dar el toque final.

Recuerda también que la forma que des a tus uñas puede mejorar el aspecto de tus manos. Para saber cuál es el tipo que te quedaría, debes observar la forma natural de tus uñas: a aquellas de forma corta y ancha, o bien largas y grandes, la forma de limado que mejor les sienta es la cuadrada con lados levemente redondeados. Ésta será también la más adecuada para las uñas ovaladas, estrechas y finas, que es conveniente llevar del largo justo ya que naturalmente tienden a parecer más largas de lo habitual. La forma de limado redondeado es ideal para las uñas ovaladas.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Belleza
Ultima modificación: 07/20/2012