Cómo elegir el mejor sustituto del gruyere

Elegir un substituto de queso gruyere puede ser algo realmente sencillo, o quizás un verdadero error en la cocina. Depende principalmente de dos aspectos. El menos grave de ambos es el referente al sabor, a su compatibilidad o si se complementa con el resto de las comidas con las que se acompañará. El problema más importante es cómo se usará el queso, especialmente si se va a cocinar. Una comprensión esencial de los quesos ayudará a tomar la mejor opción, aunque para algunas recetas que contienen específicamente queso guyere, se necesita saber más acerca de quesos y de cómo se categoriza y se clasifica.

El queso gruyere lleva su nombre debido a una región en Suiza. Está hecho de leche de vaca, fermentada por una pequeña cantidad de jugos digestivos naturales extraídos del estómago de un ternero sin destetar. El cuajo sólido, separado del suero líquido, se presiona en moldes. Primero se salmuera en una solución salina y después se le unta una bacteria específica para comenzar el proceso de fermentación. La duración de la curación de este queso debe tomar entre cinco y diez meses.

Así que si tan sólo se pretende copiar las características físicas del queso, es suficiente con elegir cualquier sustituto de este queso en especial. Los quesos de un color blanco pálido tienen demasiada leche, mientras que los quesos oscuros tienen un sabor muy ácido debido a una fermentación prolongada. La firmeza del queso por lo regular corresponde a la concentración de sabor, especialmente a la cantidad de sal. Los quesos secos por lo general se funden fácilmente en un líquido cremoso, mientras que los quesos húmedos pueden mantener su forma aún a altas temperaturas. Estos consejos pueden ser útiles para seleccionar un buen sustituto en algún platillo francés de quesos, frutas, nueces o vinos.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Cocina
Ultima modificación: 04/01/2013