Cómo hacer una mermelada de ciruelas

Ingredientes:

  • 1 kg de ciruelas
  • ¾ kg de azúcar blanco

Preparación:

  1. Es extremadamente conveniente que el grado de madurez de toda la fruta sea más o menos el mismo, pues si alguna ciruela está más dura no se cocería bien la mermelada terminará quedando agria.
  2. Una vez escogidas, deshuesa las ciruelas y córtalas en trozos pequeños que irás colocando en un recipiente de loza (es importante que no sea de metal). Cada vez que completes una capa, rocíala con azúcar. Haz lo mismo con todas las capas excepto con la última  de todas, que habrá de ser más gruesa. Déjalas reposar en un sitio fresco durante medio día, más o menos. Al cabo, échalas en una olla y la pones a fuego vivo, removiendo frecuentemente con cuchara de madera. Insiste en pasarla por el fondo para que no se pegue. Retira toda la espuma que se vaya formando en la parte de arriba con una espumadera, para evitar que la mermelada se agrie. Deja cocer durante 45 minutos, pero para comprobar si el punto es el adecuado, toma un poco de mermelada con la cuchara y comprueba que, al tocarla, luego se pegan un poco las yemas de los dedos. Cuando quede pegajoso, es que está en su punto.
  3. Retira del fuego, deja enfriar y repártela en tarros de cristal previamente esterilizados (basta con ponerlos en el programa caliente del lavavajillas), ciérralos herméticamente y ponlos bocabajo para que se haga el vacío hasta que se enfríen. Al cabo de 24 horas puedes comprobar si se ha hecho el vacío (si se abren muy fácilmente es que no es así). Si la tapa está firme, entonces la conserva aguantará fácilmente un año.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Cocina
Ultima modificación: 07/23/2012