Pasos básicos en el Rigodón danza

El Rigodón de Honor, llamado así por la tendencia a interpretarlo en ocasiones especiales como el Baile de Presentación del Presidente, es una danza introducida en Filipinas, por los propios lugareños que viajaron y regresaron durante la colonización española.

Las Filipinas poseen una marcada influencia cultural, que inició con el proceso de intervención europea, pero también con la introducción de elementos representativos del arte y el folclor estadounidenses. De esta manera constituye un gran mosaico de tendencias que cristalizaron en una sola identidad.

El Rigodón de Honor no es solo una danza, sino una especie de historia que consta de tantas partes como decida el coreógrafo. Como la mayoría de las danzas que se inspiran en motivos románticos, el rigodón está cargado de amor y compenetración entre la pareja, que baila guiada por el hombre.

La respiración es muy importante para guiar los pasos de forma correcta al compás de la música, además se caracteriza por una estricta rutina en la que los pasos tienen su momento para realizarse, nunca antes ni después. La postura es fundamental, así como mantener un centro de equilibrio para no perder el ritmo.

Cuando las parejas se encuentran en el centro del cuadrado que forman en la pista, es necesario que el hombre salude a la dama que se le opone, y todos, como regla general, deben mantener una sonrisa agradable.

Antes que un solo un baile, algunos lo comparan con un elegante desfile, en el que cada hombre muestra a su pareja al compás de la música propia del Rigodón de Honor: la cuadrilla.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Danza
Ultima modificación: 05/08/2013