Pasos de danza medieval

La danza durante el período del Medioevo, llega hasta los días de hoy envuelta en el mismo halo de oscurantismo e ignorancia que caracterizó su desarrollo y el de otras esferas del arte y el conocimiento en esta etapa del devenir humano.

Censurados constantemente por la Iglesia, que los consideraba profanos y vulgares,  los bailes no tuvieron el auge propio de otros períodos de la historia, sin embargo, tampoco pudieron ser suprimidos de entre las tentaciones carnales, unidos como estuvieron siempre a la misma realización del hombre como ser humano.

Muchos de estos bailes y ritmos medievales sufrieron transformaciones antes de llegar hasta los días de hoy, no solo por el deterioro inevitable de la memoria cultural, sino también por las diferencias musicales entre una época y otra, sobre todo en cuestiones de desciframiento, pues otrora se empleaba un pentagrama de cuatro líneas y no de cinco, como el actual.

Aunque poco difundida, la danza medieval quedó registrada en pinturas y dibujos de la época, por lo que es de suponer que mantuvo un lugar importante dentro de los gustos populares a pesar de la prohibición eclesial a todo lo que significara placeres. La propia iglesia solo permitía las “danzas de la muerte”, que perseguían un fin moralizador.

Entre los bailes folklóricos más conocidos estuvieron el pasacalle, la farándula, el base danse, el estampie, el tresque, el saltarello y la tarantela, que se valían de las voces y una gran cantidad de instrumentos de cuerda, viento y percusión para interpretar las melodías.

El saltarello era un baile animado y divertido y fue ubicado por primera vez en Nápoles del siglo XIII. De acuerdo a la escasa información que se ha recopilado sobre esta danza, participaban tres personas que daban una serie de pasos saltando, los mismos que le dieron su nombre. Parece que obtuvo bastante popularidad y fue bailada en todas las cortes medievales europeas.

Por su parte, el base danse o “danza lenta”, se practicaba en combinaciones de 6/4 y 3/2, y los bailadores solían moverse con lentitud, como si se encontraran de paseo, durante el cual subían y bajaban sus cuerpos con lentitud haciendo distintos gestos.

Desde Italia llegó el tresque, una danza que podía acompañarse de cantos y música, del cual se cree fue el antecedente de la farándula, un baile tradicional francés.

La tarantela provenía de Italia, Nápoles, y se caracterizaba por ser un baile con muchos movimientos. Su danza, que iba aumentando de velocidad al compás de 3/8 ó 6/8, implicaba una especie de galanteo entre los jóvenes que la bailaban. Durante el siglo XV se creía que el frenético danzar de la tarantela podía salvar de la mordedura de tarántulas.

Actualmente algunos de estos bailes se conservan en sus países de origen, como legado folklórico de los habitantes que poblaron la región hace cientos de años.

 

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Danza
Ultima modificación: 05/08/2013