Por qué son tan ligeras las bicicletas de carreras

Las bicicletas de carrera son tan variadas como las rutas que pueden seguir. La mayoría de las bicicletas de carrera comparten rasgos en común, son ligeras y aerodinámicas para lograr la velocidad que necesitan para recorrer grandes distancias. Las diferencias se presentan dependiendo del tipo de de carrera en bicicleta de la que se trate. Las bicicletas de carreras sobre carretera tienen llantas delgadas y están construidas para desplazarse a muy grandes velocidades. Las bicicletas híbridas utilizadas en las carreras de múltiples pistas deben ser capaces de lograr enfrentarse a una variedad de condiciones, mientras que las bicicletas de montaña están construidas para escalar y descender. Finalmente, las bicicletas de carrera sobre pista tienen un único propósito: la velocidad. El tipo de bicicleta a elegir depende exclusivamente del estilo de carrera.

Hay dos palabras que definen a la bicicleta de carrera sobre carretera y son el aerodinamismo y la ligereza. Los competidores de carretera necesitan bicicletas que sean rápidas, cómodas y duraderas. La bicicleta de carreras sobre carretera por lo general tiene llantas delgadas con presiones altas que ofrecen poca resistencia al desplazarse. Los manubrios bajos también ayudan al ciclista a tener menor resistencia al viento. Otra característica de la bicicleta de carreras sobre carretera es el mecanismo de velocidades para las distintas condiciones que el ciclista puede encontrar sobre la carretera. Un ciclista necesitará enfrentarse a un camino cuesta arriba tanto como a uno hacia abajo. El tipo más común de bicicleta para carrera en carretera tiene una estructura de carbón y puede ser costosa.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Deporte
Ultima modificación: 12/21/2012