Por qué hay bicicletas de diez marchas

En los años 70, una bicicleta de carreras con engranes fue llamada “de 10 velocidades” porque tenía dos engranes para cadenas en el frente y cinco engranes en la llanta posterior. Dos veces cinco resulta en 10 posibles combinaciones de engranaje, lo cual quiere decir: 10 velocidades. Con la ventaja de las opciones de engranaje más avanzadas, como los conjuntos de tres engranes y de engranajes posteriores de hasta 11 engranes, las bicicletas de 10 velocidades han pasado de moda cuando se habla del ciclismo de carreras.

Una bicicleta de carreras de 10 velocidades se trata de una bicicleta común, con sus atributos usuales, es decir: llantas delgadas, manubrios caídos, ergonómicos y aerodinámicos, frenos de mano y cambiadores de velocidad. Aunque la mayoría de las bicicletas de hoy en día ofrecen más de 10 velocidades, las bicicletas de 10 posibles velocidades aún son populares entre los entusiastas y en general, cualquier persona que guste de bicicletas de carreras con un estilo clásico y probablemente menos costosas.

Las bicicletas de 10 velocidades alteran el alcance efectivo de la cadena de una bicicleta, permitiéndole a su conductor cambiar la resistencia conforme conduce la bicicleta. Los ciclistas cambian la configuración de la cadena regularmente para asegurar que únicamente utilicen la energía necesaria en sus piernas para mantener la bicicleta en movimiento con un ritmo constante. Ignorar dicho ritmo y cambiar la cadena sin la debida frecuencia puede causar fatiga muscular innecesaria y obligar al ciclista a reducir los paseos a distancias cortas.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Mecanica
Ultima modificación: 12/21/2012