Cómo hacer un disfraz de brócoli

En muchas ocasiones, la comida o los alimentos pueden servir como fuente de inspiración para crear originales disfraces. El hecho de contar con revestimientos y capas de tela los convierte en una interesante opción para evitar que nuestros niños pasen frío durante horas. Además, para algunos carnívoros convencidos reconocer por la calle a los vegetales totalmente ausentes en su dieta puede resultar una visión más que inquietante…

El disfraz de brócoli es una de las opciones más interesantes por las texturas y el color verde intenso de hojas, brotes y tallos. A continuación os explicamos una forma sencilla de elaborarlo.

Para realizarlo, debemos contar en primer lugar con una sudadera o camiseta de manga larga de color verde y pantalones del mismo color. Unos guantes verdes también ayudan a homogeneizar el acabado y simular el tallo de la hortaliza. Podemos pintarnos la cara y el cuello de color verde con pigmentos faciales.

La forma de conseguir un acabado que simule la texura de esta verdura permite varias opciones según el material que empleemos: corcho pintado, gomaespuma, poliestireno… Una opción barata y ligera de llevar consiste en realizarlo a partir de la espuma de los fideos cilíndricos empleados en natación como flotador. Recortaremos varios de ellos en multitud de discos, que pegaremos con cola para tejido a nuestra camiseta. Si queremos simular un tallo fibroso, podemos pegar varios fideos de forma que nos rodeen, uniendo y asegurándolos con una cinta o cinturón de color amarillo.

Podemos completar el look con un gorro verde al que uniremos más discos de espuma.

 

 

 

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Disfraces
Ultima modificación: 12/21/2012