Cómo hacer un disfraz de campesino medieval

Hay que hallar una camisa de lino de color blanco sin ningún diseño. Si no se puede hallar fácilmente una camisa con este diseño hay que acudir a la tienda de telas y comprar un trozo de lino sin diseño y de color blanco. Posteriormente se deben hacer mediciones al cuerpo desde la muñeca hasta la axila y desde los hombros hasta justo debajo del trasero. Posteriormente se dobla una pieza grande de lino por la mitad y se corta una forma de T sobre la tela. Se corta un hoyo donde se colocará el cuello y se cosen las aberturas para unirlas, dejando los extremos sin dobladillos alrededor de las muñecas y la cintura.

Ahora hay que comprar un chaleco sencillo hecho de piel sintética y de color negro, café o bronce. Posteriormente hay que realizar cuatro o cinco hoyos de aproximadamente una pulgada en la parte interior de los bordes del chaleco.

Se hacen nudos en un extremo de todos los cordones de cuero y se pasa el extremo de un cordón a través de los hoyos del chaleco. Después se atan los cordones para cerrar el chaleco una vez que este puesto.

Hay que hallar unas mallas de color café, caqui o bronce y deben estar hechas de algodón sin que sean demasiado ajustadas. Hay que buscar un tipo de tela que no contenga licra o spandex, de preferencia. Por ejemplo, el pantalón de una piyama puede funcionar bastante bien.

En la tienda de segunda mano pueden adquirirse un par de botas de trabajo con un aspecto de vejez. O bien, pueden pedirse prestadas a algún amigo si es que no se pueden conseguir fácilmente.

Hay que atar un cordón de piel grueso o simplemente un cinturón alrededor de la cintura en el caso de los hombres. Y hay que buscar un pequeño bolso de piel sintética y atarlo al cinturón para que simule el artículo que usaban para trasladar dinero y herramientas en aquellas épocas.

Para la cabeza se puede comprar un sombrero de lana con una apariencia de uso.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Disfraces
Ultima modificación: 04/26/2013