Cómo hacer un disfraz de grinch

Si el verde es tu color favorito, puede que quizás el disfraz de grinch esté encabezando tu lista de favoritos. El duende travieso que robó la navidad es un personaje que captura la atención por sus gestos, su forma de actuar y su imagen. Y no es difícil conseguir un buen resultado final con materiales económicos. Si no podemos conseguir un traje peludo de color verde para imitar a la perfección la textura cutánea del grinch, existen otras alternativas que desarrollamos a continuación.

Para parecernos a nuestro modelo, necesitaremos, en primer lugar, teñir nuestro pelo de color verde o, en su defecto, conseguir una peluca de esta tonalidad. El maquillaje facial de color verde también es un elemento fundamental de nuestra caracterización. Resaltaremos el ángulo de las cejas, pintaremos de negro la nariz y marcaremos un semicírculo en las inmediaciones de la boca. Intentaremos que esta zona quede algo más clara que el resto. Unas lentillas de color amarillo para los ojos serían un gran acierto. Es conveniente maquillar también el cuello o las zonas de piel visibles.

El atuendo básico lo constituye un pantalón o unas mallas de color verde, que completamos con un calzado a modo de botas. La parte superior del cuerpo la cubriremos con una chaqueta roja y el cinturón característico de Santa Claus. No podemos olvidarnos del gorro en punta con piel blanca en el extremo y de unos guantes de color verde.

El saco de grandes dimensiones donde esconderemos el fruto de nuestros hurtos no puede olvidarse si queremos acertar plenamente. Es recomendable llevar caramelos en los bolsillos para los niños de la familia si no queremos asustarlos y crearles un trauma…

 

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Disfraces
Ultima modificación: 12/21/2012