Cómo hacer un disfraz de la marmota

Para elaborar el traje de una marmota hay que comenzar con la máscara. Se puede utilizar un molde de papel que haya sido invitado de color café o una pieza redonda de papel ilustración. Se debe elegir un tamaño suficientemente grande para cubrir la mayor parte de la cara y el cabello.

Ahora hay que dibujar los ojos, la nariz y la boca sobre la cara y después utilizar tijeras para cortar los suyos. Se debe tener en cuenta que la boca tiene que dibujarse hacia arriba en la parte central para que se una con la nariz. Los ojos deben quedar centrados y hacerlos lucir redondos para que permitan observar libremente al colocarse la máscara.

Después se deben cortar los círculos más pequeños del papel ilustración para formar los ojos de la marmota. Estos tienen que ser lo suficientemente pequeños para que no se confunda la máscara con una de ratón. Se puede usar un tono café ligeramente más oscuro o hasta papel color negro para hacer combinar los colores de una marmota verdadera.

Ahora hay que utilizar papel ilustración color rosa para hacer la nariz y hay que colocarle el pequeño círculo rosa encima del hoyo de la boca. La nariz debe quedar centrada para que se conecte con la boca.

Los bigotes pueden elaborarse con limpiapipas. Éstos pueden pegarse con pegamento.

Hay que cortar pequeños agujeros a los lados de la máscara y atar una pieza de cuerda o hilo a cada agujero. Esto servirá para adaptar la máscara alrededor de la cabeza.

Finalmente se elabora la cola utilizando una pieza adicional de tela café. La cola debe quedar relativamente pequeña como la de una marmota verdadera.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Disfraces
Ultima modificación: 04/26/2013