Cómo hacer un disfraz de señor Cara de Papa

El señor y la señora patata llegan a la fiesta. Todo lo que envuelve su mundo es exagerado, brillante, plástico y huele que alimenta.

Sin duda, es un disfraz para nostálgicos, que perfectamente pueden acudir a la fiesta o desfilar en halloween junto a su pareja y sus hijos todos formando parte de la misma caracterización.

El disfraz requiere que consigamos tela de color tostado, hilo, utensilios de costura, guantes, elástico para ropa, maquillaje y pintura facial, bisutería, camisetas de manga larga de color similar a la tela y leotardos.

El cuerpo del disfraz lo realizaremos con la tela de color tostado. Debemos medir desde nuestras axilas hasta las rodillas, añadiendo varios centímetros para los dobladillos, donde alojaremos el elástico que mantendrá la tela en su sitio. La anchura de tela para realizar el disfraz debe ser, aproximadamente, de cuatro veces la máxima anchura de tu cuerpo. Juntando los bordes más cortos, coseremos el borde inferior y un lateral para crear una superficie donde alojar el relleno.  El dobladillo inferior se realizará antes de introducir el relleno y debemos acordarnos de introducir el elástico. Después pondremos un relleno de mucho volumen y poco peso (bolas de papel, plástico de burbujas,…). Rematamos la parte superior al igual que la inferior.

Sólo tienes que ponerte la camiseta y los leotardos y encima el cuerpo que acabamos de confeccionar. Es importante que los zapatos sean muy brillantes. Añade detalles como guantes, un poco de maquillaje en la cara, unas orejas gigantes, unas gafas con nariz y bigote falso, bisutería,… En fin, lo que se te ocurra. ¡La imaginación al poder!

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Disfraces
Ultima modificación: 12/21/2012